Historia

Los orígenes de nuestro Centro se remontan al año 2003 cuando un grupo de profesionales nos reunimos con el propósito de crear un espacio donde fuera posible generar conocimiento y que las personas pudieran desarrollar recursos en un contexto de cuidado.

En el 2005 nos configuramos como Centro de Estudios en Salud Mental Sistémica. En esta etapa además de realizar talleres grupales de desarrollo, iniciamos nuestro Postítulo Vínculo y Relaciones: Diagnóstico e Intervenciones Sistémicas del que hemos dado 5 versiones. Fruto de esta formación se han titulado profesionales de diversos ámbitos como coordinadores grupales y especialistas en intervenciones sistémicas en relaciones vinculares.

En el 2010, luego de un proceso de reconfiguración nos convertimos en Serbal Centro Desarrollos Sistémicos. En esta etapa iniciamos nuestros laboratorios de coaching y coordinaciones grupales de proceso que se llevan a cabo hasta nuestros días. Son espacios de exploración grupal dirigidos a personas interesada en desarrollar recursos para poner al servicio de su rol profesional.

En el 2018 fue importante la Especialización de Postítulo Vínculo, Percepción y Conciencia en la Coordinación Grupal... La Persona del Coordinador, dirigida a coordinadores grupales y terapeutas, además de diplomados y cursos que aporten al desarrollo de profesionales, especialmente de quienes trabajan con personas.

En el 2019 un hito trascendental para nosotros fue la realización y publicación del libro Vínculo Percepción y Conciencia en la Coordinación Grupal escrito, por Susana Muñoz Aburto, directora de nuestro centro. Investigación llevada a cabo por un grupo de profesionales de diferentes disciplinas y miradas de mundo, que formaron parte de un proyecto que conjugaba lo vincular, lo perceptivo y la conciencia de la coordinación grupal. Proceso en el que el arte y la psicología tuvieron un rol fundamental. 


¿Por qué Serbal? 

Nuestro Centro toma su nombre del Serbal, árbol que crece en las alturas y se adapta a distintos contextos. Con la flexibilidad para vivir en lugares fríos y templados y soportar en invierno varios grados bajo cero y altas temperaturas en verano. También tiene la capacidad de florecer y dar frutos curativos y nutricios, aún en condiciones adversas.

Es un árbol de origen antiguo, en sus 50 millones de años de existencia ha permanecido y evolucionado con el medio. Crece solo o acompañado lo que nos habla de su resiliencia y capacidad de adaptación.

El Serbal es conocido como el "árbol de los susurros" en la cosmología celta. Se encuentra cerca de los lugares sagrados y de los cursos de agua donde crece la vida. Vivo como nuestro Centro abierto a la generación de recursos, a la creación y al desarrollo de las personas.